Compartir

BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, dice que la independencia es “el peor de los negocios” frente a quienes la plantean como “la salvación a la crisis”, y ha destacado que en Euskadi no se podría pagar ni a jubilados ni a parados. Además, ha abogado aboga por hacer ver a los catalanes que “se les quiere”.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, López ha manifestado que “hay que entender que tanto Cataluña, como Euskadi y otras comunidades, encierran sociedades tremendamente plurales en las ideas y diversas en los sentimientos de pertenencia”.

“Ahora en Cataluña estamos escuchando solo una de esas expresiones, que es la independentistas, pero, cuando las sociedades son plurales, hay que ofrecer fórmulas que permitan la convivencia de los distintos, no fórmulas para la fractura social, no fórmulas para la división o para el enfrentamiento”, ha añadido.

A su juicio, la reforma de la Constitución como avance hacia un modelo federal que propone el PSOE “permite ese encaje y respeto a la singularidad de estas comunidades, buscar fórmulas de mejor acomodo, buscar mejor financiación, son posibilidades de bilateralidad y de corresponsabilidad en lo común”.

“Creo que es una fórmula, no para los nacionalistas catalanes, sino para la sociedad catalana, no para fracturar, sino intentar sumar, buscar deshacer agravios que han existido y existen, y buscar fórmulas en las que, quizá, no estamos satisfechos todos al cien por cien, pero, desde luego, no se expulsa a nadie de ese marco político y de convivencia”, ha añadido.

El líder de los socialistas vascos ha afirmado que la Constitución Española “no permite la independencia, pero, más allá de que los permita o no los textos legales, ésta es el peor de los negocios del mundo porque no sólo fractura territorios, fractura sociedades, enfrenta ciudadanos, los divide y los clasifica”.

“Algunos la están planteando, desde el punto de vista económico, como la salvación en medio de la crisis, cuando es justo lo contrario. Se sale de UE, y alguno se ha sorprendido mucho cuando algún dirigente de la Unión ha dicho esto, pero es evidente”, ha dicho.

En esta línea, ha indicado que en Euskadi no se podría pagar las pensiones de sus jubilados porque el déficit sería de unos 900 millones al año, “y seguramente, tampoco se podría pagar a los desempleados su cobertura de desempleo”.

“No sé de dónde íbamos a obtener los recursos, cuando uno vende en España y el IVA se paga allí y no los recaudamos. Eso de vender la independencia como la panacea que va a resolver todos los problemas es francamente todo lo contrario”, ha indicado.

Tras asegurar que, de todo ello, lo que más le preocupa a él es la fractura social, ha precisado que, por ello, estará siempre “enfrente de quienes propongan la independencia de cualquier territorio de este país”.

“Éste es el discurso del PSE-EE de toda la vida porque aquí hemos vivido y nos hemos enfrentado al Plan Ibarretxe, a un supuesto e hipotético y supuesto derecho a decidir a decidir, que era una especie de caballo de Troya que escondía su reivindicación independentista, a una consulta unilateral y no pactada”, ha añadido.

En este sentido, ha destacado que entiende “las dificultades que tiene el PSC en un escenario francamente complicado, en el que uno se ha subido a una ola soberanista, quizá, entre otras cosas, para tapar su propia gestión de Gobierno”.

Patxi López ha apuntado que este miércoles se celebra el pleno de política general en Cataluña y sólo se habla de eso, como si esta comunidad “no tuviera problemas de crisis ni de desempleo ni de un gobierno que está recortando más que ningún otro del conjunto de España”.

Tras señalar que el presidente de la Genera Artur Mas “se ha subido a esa ola”, ha recordado que el máximo representante del Gobierno central, Mariano Rajoy, en lugar de actuar “con la política, ha esperado a ver si ese problema se solucionaba por sí solo y el problema se ha ido pudriendo”.

A su juicio, Rajoy se debería haber sentado en una mesa “para intentar resolver los problemas e intentar deshacer los agravios”. “Este asunto sí que requiere de verdad de la política con mayúscula, la búsqueda de espacios comunes y de entendimiento para resolverse”, ha manifestado.

Además, ha indicado que también se soluciona esto, tal como ha dicho la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, “haciendo ver a Cataluña y a los catalanes que les queremos, que les estimamos, que queremos seguir conviviendo y viviendo junto y deshaciendo muchos de los agravios, a veces interesados, que se han ido poniendo en el camino”.