miércoles, 23 septiembre 2020 1:59

Reanudan el juicio por el robo de 7 obras maestras del Kunsthal de Rotterdam

El proceso se suspendió hace un mes para que el tribunal evaluara la petición de la defensa de que los acusados fueran puestos en libertad bajo fianza, que ha sido denegada.

El juicio se retoma sin que se haya aclarado si los cuadros, entre los que se cuentan un Picasso, un Matisse y dos Monet, fueron quemados, tal como confesó la madre de uno de los sospechosos, en un intento de destruir pruebas.

Esa declaración fue descartada en la primera vista del juicio por los letrados de tres de los presuntos autores del golpe, que pusieron como condición para revelar el paradero de los cuadros que se traslade el juicio a Holanda, donde las penas son menos severas.

Catalin Dancu, abogado del presunto cabecilla del robo, Radu Dogaru y su madre Olga, reiteró a Efe que sus clientes están buscando la manera de llegar a un acuerdo con las autoridades, aunque no ofreció más detalles de la supuesta negociación. “Nuestros clientes quieren decir dónde se hallan los lienzos, desean alcanzar un acuerdo”, dijo Dancu, quien precisó que los acusados reconocieron el robo y, por tanto, espera que el proceso se resuelva rápido.

Un peritaje de expertos del Museo Nacional de Historia de Rumanía reveló que las cenizas halladas en la estufa de la madre del cabecilla contenían restos de tres pinturas al óleo, además de clavos y grapas que datan de finales del siglo XIX.

La defensa de uno de los acusados ha pedido que ese informe sea ahora confirmado por especialistas del Museo del Louvre, en París.

La acusación sostiene que los autores materiales del robo fueron Radu Dogaru y Adrian Procop, éste último aún en búsqueda y captura, por lo que será juzgado en ausencia. La madre de Dogaru, Olga, también ha sido enjuiciada por ayudar a su hijo.

Los otros encausados son Mihai Alexandru Bitu, Eugen Darie y Petre Condrat, que intentaron ayudar a los presuntos ladrones a vender los cuadros. Los acusados se enfrentan a una pena de prisión de entre 7 y 20 años.

Los presuntos ladrones se apropiaron el 16 de octubre de 2012 de “Cabeza de Arlequín”, de Picasso; “La Lectora en Blanco y Negro”, de Matisse; y “El Puente Waterloo de Londres”, de Monet.

“El Puente Charing Cross de Londres”, también de Monet; “Mujer delante de una ventana abierta, llamada la novia”, de Paul Gauguin, “Autorretrato”, de Meyer de Haan, y “Mujer con los Ojos Cerrados”, de Lucian Freud, completan la lista de obras sustraídas.

El valor conjunto de las piezas oscila entre los 50 y 100 millones de euros.