Quantcast

El MEIAC expone la obra del Premio Príncipe de Asturias Ryszard Kapuscinski

La muestra, que permanecerá abierta al público hasta el próximo 25 de octubre, ha sido inaugurada hoy por la directora general de Patrimonio Cultural, Pilar Merino.

Merino ha explicado que la exposición está compuesta por imágenes del “máximo exponente de la crónica de la segunda mitad del siglo XX” durante la descomposición de la Unión Soviética.

El escritor, ensayista, historiador y periodista polaco falleció en Varsovia en 2007, a los 75 años, y su testimonio sigue “vivo” gracias a sus libros, escritos y crónicas sobre los cambios producidos en países como la URSS, Etiopía o Irán.

Su éxito radica en que supo “elevar la crónica a categoría de arte” durante los años de la Guerra Fría; y su reconocimiento tiene el apoyo de literatos como Salman Rushdie o Gabriel García Márquez o los distintos galardones honoris causa de diversas universidades.

Esta muestra se adentra en la descomposición de la URSS, con fotografías basadas en la población, tras haber recorrido los 60.000 kilómetros del país.

La selección que puede verse en Badajoz forma parte de un “inmenso” número de fotografías y de 50 elegidas posteriormente, que se expusieron en Polonia y posteriormente en Madrid, que fue la primera ciudad donde aterrizó la muestra fuera de su país natal.

La imagen fotográfica fue para Kapuscinski un medio más para mostrar la realidad convulsa de la segunda mitad del siglo XX, donde no solo vivió la descomposición de la URSS, sino también el colonialismo, los cambios en Iberoamérica o la llegada de los ayatolás en Irán.

En la presentación también ha participado la subdirectora del Instituto Polaco de Cultura, Joanna Matyjasiak, que ha valorado el interés de la comunidad de Extremadura por reflejar la visión de su compatriota.

Para ella, una de las claves del autor polaco fue reflejar la fragilidad del tiempo, y ha valorado que esta obra muestre los cambios producidos en la URSS y el final del Telón de Acero desde la perspectiva del hombre común.

Comentarios de Facebook