Quantcast

Los restos mortales de Jesús de la Serna reciben sepultura en Segovia

El féretro ha llegado en un coche fúnebre al cementerio espinariego, al pie de la sierra del Guadarrama, sobre las 13.30 horas y ha sido llevado a hombros por familiares hasta el enterramiento, cerca de donde reposan los restos de un nieto fallecido, como así había pedido.

Tras un responso oficiado por el párroco de El Espinar, Valentín Bravo, han recibido sepultura los restos mortales de quien fue también presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

La familia, que estaba encabezada por la viuda, la periodista María Pura Ramos, arropada por los hijos, nietos y biznietos del matrimonio, ha depositado flores sobre el féretro y ha recibido el pésame de numerosas personas, entre ellas compañeros y amigos del fallecido.

Entre otros se encontraban el presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, los exdirectores de El País Joaquín Estefanía y Jesús Ceberio, los periodistas José María Izquierdo, Juan Cruz y Félix Pacho y los fotógrafos Manuel Pérez Barriopedro y Raúl Cancio, entre otros.

Tras el responso, el periodista Rafael Fraguas ha leído una sentida despedida recordando lo que ha supuesto la figura de Jesús de la Serna para la profesión, aparte de glosar su calidad humana, hasta el punto de que es considerado el padre profesional de muchos periodistas.

Fraguas ha recordado la presencia de Jesús de la Serna encabezando una manifestación en protesta por el atentado ultraderechista contra la revista El Papus, en 1977, considerando al fallecido como uno de los referentes de la profesión periodística en España.

Para Fraguas, quien fuera hijo del periodista y escritor Víctor de la Serna y nieto de Ramón de la Serna y de Concha Espina, que trabajó en Pueblo e Informaciones, hasta incorporarse a El País, era defensor de las principales esencias del periodismo, como la búsqueda de la verdad desde posiciones éticas.

Fraguas ha lamentado la pérdida de quien ha concebido como maestro de periodistas y defensor de los derechos de los profesionales en un momento en que la profesión está atravesando por unos momentos difíciles, con el cierre de medios y precariedad laboral.

Tras el enterramiento, se ha celebrado una misa en la iglesia de San Eutropio, en El Espinar, en presencia de la familia, así como de numerosos vecinos y amigos.

Comentarios de Facebook