Compartir

El recibo del IBI es uno de los mayores dolores de cabeza de los gaditanos cuando toca hacer el ingreso. El Consistorio de la capital ha planteado medidas para reducir su impacto con la posibilidad de abonarlo hasta en seis mensualidades, pero supone un importante desembolso cuando, a duras penas, se llega a fin de mes.