Compartir

La Policía Local de Santander ha denunciando al dueño del pub de la calle Daoíz y Velarde en el que en la madrugada del sábado se quedaron encerradas siete personas, entre clientes y camareros. Eran más de las seis de la madrugada cuando los que se habían quedado 'atrapados' tuvieron que llamar a los bomberos, después de que uno de los dueños abandonara el local y cerrara por fuera sin que ninguno…