Compartir

Son las diez de la mañana. Entre las grandes antenas que se encuentran en la cima de la Sierra de Montánchez, a casi mil metros de altura y a cuatro kilómetros de la localidad, cinco hombres hacen esfuerzos para sujetar con cadenas y fuertes cintas una gran roca. Cuando ya parece que está fuertemente sujeta, una grúa va levantando lentamente sus cerca de 15.000 kilos hasta ponerla sobre dos piedra…