Compartir

Fracturaron con una tapa de alcantarilla la puerta de entrada y la máquina tragaperras y se llevaron la recaudación en tan sólo cinco minutos