miércoles, 23 septiembre 2020 18:57

El Apolo se queda sin su grúa

La LC5013 abandona la ciudad. Tras más de dos años contemplándola con suficiencia desde sus 36 metros de altura, la enorme grúa de la empresa Comansa, que ha jugado un papel esencial en la rehabilitación del Teatro Salón Apolo, fue desmontada para coger acomodo en cuatro camiones especiales que la sacaron de Miranda a través de la carretera de Orón.