Compartir

Un ertzaina de la Brigada de Refuerzo que se encontraba de vacaciones con su familia en La Pineda (Tarragona) salvó a un niño de 4 años de morir ahogado en la piscina del hotel en el que estaban alojados. El agente, de 41 años, «18 de ellos en la Ertzaintza», se encontraba jugando con su hijo en el agua el pasado sábado sobre las cuatro de la tarde en el hotel Stella&Spa.