Compartir

El diputado Albano Longo cree que el futuro hospital se convertirá en «una isla informática», lo que complicará el intercambio de datos con otros centros