Compartir

«Nos tenían que quitar lo que era un grave problema, pero hay que diferenciar entre venir con bolsas y sacar una botella de sidra» Algunos negocios de Cimadevilla hablan de pérdidas de 5.000 euros, mientras los residentes aplauden la medida