Compartir

El sindicato CSI censura que los vigilantes de los arenales hagan turnos de entre 10 y 15 días, perdiendo facultades para realizar su trabajo