Compartir

La guerra psicológica, y también administrativa, continúa en la frontera entre España y Gibraltar. Ayer mismo, el Ayuntamiento de La Línea anunciaba la apertura de una oficina de atención ciudadana en la Casa de la Juventud de la localidad, que atenderá y recopilará las quejas de sectores económicos y comerciantes y empresarios particulares, que se sientan agraviados y estén sufriendo «pérdidas» p…