Quantcast

Los abogados de David Miranda llevan su caso ante el Tribunal Superior de Londres

El brasileño Miranda fue detenido durante nueve horas el pasado domingo en el aeropuerto londinense de Heathrow en virtud de la legislación antiterrorista británica cuando hacía escala Londres, procedente de Berlín, rumbo a Río de Janeiro.

Miranda, de 28 años, es la pareja del periodista de The Guardian Glenn Greenwald que divulgó revelaciones secretas de prácticas de espionaje masivo de EEUU del exanalista estadounidense de la CIA Snowden.

Los representantes del brasileño han solicitado una orden judicial con la que esperan evitar que la policía o el Ejecutivo británico usen, copien o compartan datos extraídos de los aparatos electrónicos que le fueron requisados por los agentes durante su polémico arresto e interrogatorio.

Según indican hoy los medios británicos, la firma de abogados londinense de Miranda, Bindman Partners, indicó que en el momento del arresto llevaba consigo nuevo objetos, entre ellos su ordenador portátil, su teléfono móvil y DVDs.

The Guardian ha señalado que los abogados de Miranda alegarán previsiblemente durante la audiencia de hoy que la policía se excedió en sus poderes al detener a un pasajero que simplemente hacía escala en el aeropuerto londinense y que ni siquiera había entrado formalmente en el Reino Unido.

Además, la representación legal del novio de Greenwald considera que su cliente fue “sometido a un interrogatorio intensivo, amplio e intrusivo, en el que no se le preguntó, ni se le sugirió que estaba involucrado con grupos, organizaciones o actividades terroristas”, según el citado rotativo.

El caso Snowden ha provocado un problema diplomático con Brasil, así como numerosas quejas de periodistas, organizaciones civiles y políticos, al tiempo que la policía británica ha defendido en todo momento la legalidad de la detención de Miranda, de la que el Gobierno británico tenía constancia por anticipado.

Comentarios de Facebook