Quantcast

El reggae de UB40 hace vibrar a Marbella

A las 22:15 ha salido a escena la banda de Birminghan, que ha pasado a interpretar “Here I Am (Come and take me)”, con una puesta en escena sencilla en la que predominaba un juego de luces en el que han destacado los colores rojo, amarillo y morado, y un fondo improvisado con un gran tela negra y blanca de estilo “hippie”.

Le ha seguido “Sing our own song”, con la que el vocalista, Duncan Campbell, hermano del originario Ali Campbell, ha animado al público a bajar al foso a bailar, por lo que la gran parte del auditorio se ha puesto en pie para acompañar al grupo bailando al son de los sonidos reggaes.

Durante la actuación han podido escucharse sólidos ritmos y pasajes instrumentales “dubby” entre su repertorio musical, donde han sonado clásicos del grupo como “One in ten”, “Wear U to the ball”, “Madame Madusa” o “Boom shacka”.

En otro momento de la noche, los integrantes han saludado en castellano y han bromeado diciendo que “si alguien no quiere bailar, tiene que pagar la entrada otra vez”, para introducir “Homely girl”, de su álbum “Labour of love II”, publicado en 1989.

Con “The way you do” los británicos han conseguido la ovación del público, para seguir con el conocido “Cherry oh baby”, con la que todo el auditorio ha bailado y seguido el estribillo con los brazos en alto, en una noche de luna llena que ha brillado con fuerza sobre el auditorio del festival de las estrellas.

El guitarrista y vocalista Robin Campbell ha señalado antes de sonar “Maybe tomorrow” que esta es una canción de los Jackson five, pero que como la cantan ellos, nadie piensa que es del grupo en el que comenzó su andadura musical Michael Jackson.

Los legendarios artistas también han querido mostrar algunos elementos de su nuevo trabajo discográfico, del que han avanzado que saldrá a la venta dentro de pocas semanas, y han cantado temas como “Blue eyes cry in the rain” o “Midnight rider”.

Los sonidos más jamaicanos han llegado con “Morning light” y “Reggae music”, piezas con las que poco a poco gran parte de los asistentes han vuelto a desplazarse hacia las inmediaciones del escenario para bailar, y donde la banda ha dedicado el tema “Baby” sólo a las mujeres.

El momento estelar ha llegado con “Red, red wine”, una versión de Neil Diamond de 1968, cuyo estribillo se ha seguido a coro por parte del respetable, y donde se han podido ver, tras los gritos de los asistentes al sonar los primeros compases, a señores de pelo cano, jóvenes o señoras vestidas de marca, balancear sus cuerpos al son de los ritmos jamaicanos.

Tras sonar la traslación del tema de 1968, que alaba al vino y su cualidad de hacer olvidar rápido los males amorosos, los británicos se han despedido de sus fans con un “Marbella gracias, ¡Buenas noches!, y tras saludar han regalado los palos de la batería.

Un gran alboroto se hizo común en todo el auditorio lo que posteriormente se convertiría en zapateo, silbidos y gritos para reclamar la salida de nuevo del grupo, momento en el que UB40 ha vuelto al escenario para interpretar la rítmica “Food for thought”.

“Can?t help falling in love”, de Elvis Presley, ha puesto fin a la velada, que ha hecho vibrar al auditorio de Starlite, y en la que Duncan Campbell ha subido a una chica al escenario para fotografiarse con ella, tema que ha provocado el aplauso entusiasta del público.

María Jesús Serrano

Comentarios de Facebook