Compartir

A estas alturas no hay duda alguna de que El Puerto tiene en sus playas una gran fuente de ingresos. El sol y la playa que tanto venden suponen muchos euros. De ello se benefician hoteles, campings y establecimientos de hostelería. Sin embargo, no siempre se explotan los recursos de la manera más eficiente posible.