Compartir

La empresa reconoce el problema, que atribuye a «factores coyunturales» y a la acumulación de vacaciones en la plantilla de trabajadores Malestar en los conductores, que pueden ser multados con 300 euros y la inmovilización del vehículo