Compartir

«Queremos rendir tributo a nuestros ancestros recuperando un símbolo emblemático de nuestro patrimonio natural: 'El cancho que se menea', una víctima más de la intolerancia, la prepotencia y la brutalidad fruto de la ignorancia de un grupo de soldados que lo derribaron en julio de 1937. No sabemos si será posible, pero lo vamos a intentar», sostiene el alcalde de Montánchez, Juan Alcázar Rubio.