Compartir

Después de cuatro largos años, el Alavés vuelve esta noche a disfrutar del fútbol profesional. Arranca en Girona, en un partido que estrena la Liga Adelante, una bonita aventura que marca además el punto de partida de un ciclo que a medio plazo augura buenos tiempos para una entidad y una afición castigadas con dureza durante casi una década.