Compartir

La Catedral recibió en la mañana la visita de cientos de fieles y devotos que asistieron a la misa y a despedir a la imagen de la Virgen de la Asunción que permanecerá oculta en su retablo sepulcro hasta dentro de un año.