Compartir

Los fondos del Archivo Histórico han dejado de ser coto vedado salvo para estudiosos e investigadores acreditados. No en su totalidad, pero ya están a disposición de todo el mundo literalmente cientos de documentos sobre el pasado de Plasencia que pueden consultarse o curiosearse y descargarse tranquilamente desde casa a través del ordenador.