Quantcast

Mascarell dice que el Hermitage de Barcelona avanza y quiere traer una buena colección

La instalación de esta sede, impulsada por inversores privados, fue anunciada por la Generalitat el pasado noviembre en Moscú, tras una reunión entre la viceministra rusa de Cultura, Alla Manílova, y una delegación catalana encabezada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Entonces se firmó un “protocolo de intenciones” entre el director del Hermitage y el propio Mascarell.

Esta nueva sede, que promueve la empresa Barcelona Cultura Development SL., se situaría en la zona de la nueva bocana del puerto de Barcelona, en concreto entre el Hotel W y el muelle oeste, y presentaría exposiciones con fondos procedentes del Museo de San Petersburgo.

En declaraciones a EFE, el conceller ha asegurado que la iniciativa no está paralizada y que, por el contrario, el grupo promotor “está trabajando en la configuración de una buena colección, quieren que sea muy buena” y también “en un proyecto de gestión” que permita tener la garantía de que tendrá continuidad.

Respecto a la poca información pública que trasciende sobre este proyecto, Mascarell indica que es una iniciativa privada que va avanzando al ritmo que marcan los inversores y de las negociaciones en curso.

“El Ayuntamiento de Barcelona se ha visto con estas personas: con el Puerto lo están trabajando y con nosotros también”, para ir configurando el espacio museístico, apunta el conceller.

“Nosotros lo estamos viendo evolucionar y bueno, a nadie se le puede poner una pistola en el pecho para decirle: 'Usted tiene que ir deprisa'”, indica Mascarell.

“Sé que ellos tienen un calendario, un esquema bastante interesante e incluso podrían mostrar papeles, pero el día que ellos crean, ya lo harán, porque esto es un proyecto privado”, concluye el conceller de Cultura.

Comentarios de Facebook