Compartir

El puzzle de la Operación Micenas fue complejo de montar. Pero una vez que la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía (UDEV) tuvo armadas las pesquisas, la investigación llevó hasta a una tercera persona, no implicada en los hechos pero que demostraba el conocimiento y los contactos de uno de los dos detenidos, experto desde hace años en la compra venta de antigüedades, espec…