Compartir

El PP no descarta sumarse. «El insulto no ayuda a dar estabilidad al Ayuntamiento», advierte Manuel Pecharromán