Quantcast

Más de 26.200 personas se conmueven con Concha Velasco en su papel de Hécuba

El llanto de una madre por la muerte violenta de sus hijos, que llegó a estremecer a los dioses convirtiéndola en una perra que aulla su dolor hasta la eternidad, se ha convertido en uno de los grandes éxitos de la 59 edición del Festival emeritense con una Concha Velasco dirigida por José Carlos Plaza que ha cautivado tanto al público como a los críticos.

Esta anciana, esposa de rey y madre de hombres destinados a ser reyes, termina siendo esclava y contemplando la desolación de la arrasada Troya tras la guerra con los griegos en la que murieron sus hijos, lo que le provoca un inmortal y perpetuo dolor.

Este es el escenario de la obra “Hécuba”, que escribió Eurípides en el año 424 antes de Cristo, y que ha superado en público las cifras que el año pasado sumaron los dos montajes programados durante diez días en el Festival de Mérida, como “La Odisea” de El Brujo, que obtuvo 15.470 espectadores, y “Electra”, que en nueve días la vieron 13.075 personas.

“Hécuba”, coproducida por el Festival Internacional de Mérida y Pentación Espectáculos, inicia ahora una gira que le llevará por diferentes puntos de España. Su primer destino será Avilés este fin de semana.

Comentarios de Facebook