Compartir

Cuando de niña acudía a la Feria a por las famosas galletas nunca se imaginó que terminaría vendiéndolas. Lleva tres años endulzando la Fidma Marta López Dependienta en el puesto de Cookies