Compartir

Cada vez la normativa es más exigente en cuestión de la eliminación de barreras arquitectónicas, a pesar de que en algunos casos no se cumplan todo lo bien que se debería. Sin embargo, poco se piensa, en ocasiones, en los niños con discapacidad física.