Quantcast

La orquesta española lleva a Grecia la solidaridad de un país en crisis

Los cincuenta miembros de esta orquesta asturiana llegaron esta semana a Atenas para una gira de tres semanas, en la que además de conciertos “regulares” ofrecen actuaciones en hospitales infantiles, centros de acogida o, como fue el caso de su primera representación, en la televisión pública ERT, ocupada por sus trabajadores tras el cierre decretado en junio.

“La actuación en ERT fue uno de los momentos de 'Vínculos' especialmente intensos por compartir ese concierto con la gente que se ha encerrado en su radiotelevisión. Una televisión pública es de esas cosas que parecen inamovibles y que parece que nunca se puedan acabar”, explica a Efe Manuel Paz, director de OCAS, al describir la sensación experimentada durante su paso por ERT.

El ente público fue clausurado fulminantemente a comienzos de junio, con el argumento del Gobierno griego de que la única forma de reestructurarlo y acabar con estructuras corruptas era cerrándolo y abriendo uno nuevo.

Desde entonces, los más de 2.600 trabajadores mantienen ocupada la sede y a diario confeccionan por sus propios medios una programación que retransmiten por internet.

“Que los trabajadores sigan haciendo televisión y digan 'seguimos trabajando', sin cobrar ni nada, como forma de resistencia pacífica, qué forma tan bonita de resistencia: hacer el trabajo que hacían”.

E insiste: “ver que la gente resiste al margen de cualquier implicación política es una muestra impecable e implacable de que la sociedad civil tiene una potencia enorme”.

El concierto en los jardines de la ERT, a las afueras de Atenas fue todo un éxito de público.

Además de piezas españolas como “Farruca del Sombrero de Tres Picos”, de Manuel de Falla, el medio centenar de músicos tocaron también varias piezas asturianas, como “El Xarreru” o “La panderetera”.

Pero quizás lo que más gusto al público fue su particular modo de actuación con piezas propias como “Concierto para Cocina y Orquesta” de Alberto Lozano, o “Concierto para Globos”, del mismo autor.

“España es un país en crisis y por eso no hemos podido traer instrumentos de percusión”, explicó Manuel Paz al presentar el primero de estos temas a un público que no solo presenció sino ayudó entusiasmado a que todo tipo de cacharros de cocina, como botellas, sartenes, cacerolas y palanganas se convertieran en un equipo de percusión en perfecta sintonía con el resto de instrumentos.

Similar fue la reacción en el “Concierto para Globos”, una alegoría a la burbuja inmobiliaria en España, en la que globos se transmutaron en instrumentos de viento.

Pero las sorpresas no quedaron allí y tras este concierto en la radiotelevisión, OCAS improvisó un 'flashmob' en el centro de Atenas.

Para ello se sirvió de lo más griego que se conoce fuera de Grecia: un “Zorba el Griego”, adaptado a orquesta, en el que los músicos fueron haciendo su aparición 'casual' hasta formar el equipo completo, todo aderezado, como no podía ser de otra forma, con un grupo bailando el “sirtaki” y una joven griega tocando el “buzuki”, el instrumento de cuerda por excelencia del folclore de este país.

La gira de OCAS continúa a partir de hoy en Creta, donde habrá conciertos “normales” en varios festivales de música, pero también actuaciones solidarias en hospitales infantiles o centros de acogida para mujeres y niños.

OCAS, que en años anteriores organizó su proyecto “Vínculos” en Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Honduras, Brasil y Marruecos, cuenta con el apoyo del Ministerio español de Cultura y de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias, pero gran parte del esfuerzo económico lo aportan los propios músicos.

Comentarios de Facebook