Compartir

El fuego no es, ni mucho menos, lo único con lo que deben lidiar los bomberos hoy en día. Esa es la primera conclusión que puede sacarse tras un breve intercambio de palabras con alguno de ellos. Accidentes de tráfico, productos peligrosos, hundimientos, desastres naturales y rescates en los más inesperados lugares son solo una muestra de lo variado de sus intervenciones.