Compartir

Aunque el tráfico se ha normalizado y no hay problemas para circular por la carretera que discurre por debajo del Puente Trujillo, los desperfectos ocasionados por el reventón de una tubería el pasado 30 de julio aún están a la vista de todos, porque la rotonda y parte de la calzada siguen sin repararse.