Quantcast

“Extracomunitarios” o cómo ser extranjero dentro de un mismo idioma

“Extracomunitarios”, que saldrá a la calle en septiembre en España y América Latina, publicado por Fundación de Cultura Económica (FCE) y con la intención de provocar un gran debate intelectual, habla de la presencia en España de nueve poetas latinoamericanos que se plantean nuevas preguntas sobre el lugar de la poesía en la sociedad de hoy.

José Viñals, Isel Rivero, Ana Becciú, Mario Merlino, Yulino Dávila, Magdalena Chocano, Mario Campaña, Andrés Fisher y Julio Espinosa son estos poetas que han desarrollado parte de su obra en España y cuya obra le sirve al antólogo para hablar de extranjería, identidad, exilio, viaje, expatriación, y cómo se reflejan en la poesía; y al revés, la poesía como origen del desplazamiento.

“Extracomunitarios” ha sido editado, compilado y prologado por el poeta Benito del Pliego, residente en Estados Unidos, donde trabajaba como profesor en la Universidad Estatal de los Apalaches, en Carolina del Norte.

Pliego deja claro en el prólogo que “los encuentros con la extranjería también se producen poéticamente en el seno de la lengua en la que escribimos, por más que deseáramos que esa lengua nos devolviera una identidad sin interrogantes”.

Nueve poetas simbólicos no muy visibles y determinantes para hablar de los desplazados, que no se quedan solos en este libro, que no elude hablar de los muchos nombres de autores que han tenido y tienen presencia en España, como Gastón Vaquero, Antonio Claros, Tomás Segovia, Rodolfo Häsler, Cristina Peri Rossi, Andrés Neuman, Marcos Ricardo Barnatán, Roberto Bolaño y un largo etcétera más.

Según Pliego, los poetas y “desplazados” comparten la condición de “outsiders”, de inconformes por su falta de integración, condenados a la originalidad y con una mirada crítica surgida de su singularidad que, de algún modo, también les permite representar a la sociedad por el poder transformador de las ideas, el lenguaje y la tradición.

Un argumento que le da pie a este profesor para analizar el desplazamiento que estos poetas han experimentado en el seno del español, al tiempo que pone de relieve las diferentes divisiones que existen dentro de las culturas que se expresan en castellano.

“Es sorprendente -dice Pliego- cómo, por dar un ejemplo tratado en esta muestra, el poeta José Viñals (Córdoba, Argentina, 1930 – Málaga, 2009), después de 30 años de escritura y participación en la vida literaria de España, seguía siendo, para los literatos, argentino, a pesar de haber influido en muchos jóvenes en España y de que en Argentina no quedaban ejemplares de su libro”.

Además, pone otros ejemplos de este denominado “desplazamiento” en poetas como Isel Rivero, Mario Merlino, Ana Becciú o Andrés Fisher. “Sus obras no son solo una muestra de esa poesía del desplazamiento, sino también del 'desplazamiento de la poesía'; o sea, del modo en que ésta ha emprendido una original búsqueda de su propio sentido.

En definitiva, este libro, “más que un ejemplo de unidad de los poetas desplazados, cuestiona lo que las antologías y los manuales de literatura insisten en mostrar como si fuese algo homogéneo; por ejemplo, la historia de las literaturas nacionales”, concluye.

Comentarios de Facebook