Quantcast

Una isla del Danubio se convierte en una república musical durante el Sziget

El Festival, que arrancó ayer y dura hasta el domingo, fue elegido como el mejor del continente hace dos años por el European Festival Awards y se organiza en la isla de los astilleros del barrio de Óbuda, donde se espera a más de 350.000 espectadores.

En el escenario central destacan el australiano Nick Cave, los británicos de Blur, Mika y Franz Ferdinand, así como los estadounidenses Regina Spektor y !!!.

El primer día, entre otros, los españoles de La Pegatina hicieron bailar a centenares de personas, pese al calor de casi 40 grados, mientras que por la noche Nick Cave conquistó al público presentando, junto a temas clásicos, varios de su nuevo álbum, “Push The Sky Away”.

Károly Gerendai, fundador y director de la Isla, explicó a Efe que al “declarar la república” en el festival querían acentuar que se trata de un lugar donde todos pueden dejar fuera sus problemas y “vivir en un espacio donde todo es diferente”.

“Como se trata de una isla, parece como si fuera un país aparte”, señaló Gerendai, sobre el paraje boscoso unido a la capital por puentes y que ofrece más de 20 escenarios musicales.

La “constitución” de la República de la Isla afirma que el idioma común de los ciudadanos es la música y que los eventuales conflictos se resuelven “con ritos ancestrales, como bebiendo 'pálinka' (aguardiente) o bailando”

Como todos los años, en esta edición también fueron los extranjeros quienes compraron la mayoría de las entradas, y el Sziget se llenó de jóvenes procedentes de todo el mundo.

András Berta, responsable de asuntos internacionales del festival, explicó a Efe que este año llegaron participantes de 69 países de todo el mundo “desde Europa, hasta Australia y América Latina, entre otros de Brasil, Argentina y Venezuela. De España llegaron poco menos de 1.000”, puntualizó.

Junto al rock y el pop, los participantes, llamados este año “ciudadanos”, podrán disfrutar de todos los estilos musicales y de teatro, desde el jazz, hasta la ópera o la música popular de todos los continentes.

Tradicionalmente, uno de los escenarios más populares es el de las músicas del mundo, donde destacan el cantante de “rai” francés Rachid Taha, Emir Kustirica & The No Smoking Orchestra de Serbia, Leningrad de Rusia o Mokoomba de Zimbabue.

La Ópera de Budapest acerca este arte a los jóvenes con representaciones en las que explican los secretos de las diferentes voces operísticas o de la trama de las obras, con la participación de los cantantes de la institución.

Por otra parte, los organizadores anunciaron ayer que el Sziget participará en un proyecto internacional que presentará una Exposición Mundial del Cubo Rubik en 2014 en New Jersey.

La República de la Isla celebra todas las jornadas “un día nacional”, y en la primera celebración se liberaron más de 10.000 globos a manos de sus “ciudadanos”.

El festival se cerrará con una actuación especial de uno de los más famosos “disc jockey”, el francés David Guetta, que presentará un espectáculo con láser y fuegos artificiales.

Comentarios de Facebook