Compartir

La empresa alega que así podrá «redefinir aspectos sustanciales del proyecto» que afectan a la segunda fase de la operación