Compartir

Comisiones Obreras ha lamentado la agresión sufrida el pasado sábado por el vigilante de seguridad del Hospital Provincial Virgen de la Montaña y relaciona este suceso con «los ajustes presupuestarios» que se estarían producindo en los servicios de seguridad. «La disminución del personal destinado a estas laborales está detrás de estos hechos», denunció ayer.