Compartir

El Ayuntamiento de Logroño acometerá en los próximos dos meses diez actuaciones destinadas a favorecer la seguridad vial de los peatones en general (y escolares en particular), que consistirán fundamentalmente en trasladar cuatro paradas de autobús situadas en puntos conflictivos, ampliar aceras en zonas cercanas a colegios y mejorar varios pasos de peatones.