Compartir

El Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres ha condenado a dos años de prisión a Sherlyta F.S., de 33 años, por robar joyas valoradas en 65.000 euros en el domicilio en el que trabajaba en la ciudad como empleada del hogar.