Compartir

Adiós a los reventones. La avenida de Antonio Hurtado es un punto habitual de ellos. Las conducciones de agua ya sufrieron tres averías graves a lo largo del verano de 2011. El año pasado, en pleno mes de agosto, una vieja tubería dijo basta en la madrugada del 6 de agosto. Más de 13 horas sin que saliese ni una gota de sus grifos estuvieron los cientos de vecinos que viven en esa vía, la séptima …