Compartir

A los profesionales les gusta que se les denomine faristas. Pero el término coloquial más utilizado para calificar a los encargados de que los faros hagan su trabajo cada noche es el de farero. En Cádiz los ha habido siempre. Son estirpes tradicionales, en muchos casos con conocimientos y empleos transmitidos entre padres e hijos.