Compartir

La investigación de las denuncias presentadas en el País Vasco por la supuesta desaparición de bebés sigue su curso. Pese a que tanto la Fiscalía del Tribunal Superior como la Ertzaintza han expresado sus grandes dudas sobre la existencia de una trama para la compraventa de recién nacidos, ayer tuvo lugar una nueva exhumación de un cadáver.