martes, 22 septiembre 2020 22:07

El público joven en busca de fiesta protagoniza el arranque del Arenal Sound

Sin embargo, el principal reclamo de esta noche para miles de asistentes ha sido la actuación del DJ estadounidense Steve Aoki.

Muchos han aguantado en el camping hasta bien entrada la madrugada o haciendo “botellón” en las inmediaciones del recinto hasta que los ritmos de la noche se volvieran más hacia lo electrónico en detrimento del pop.

El punto más “indie” de la noche lo han puesto La Habitación Roja, con su actuación para los más entrados en años de entre el público, White Lies, Editors y We Are Standard.

La jornada ha arrancado con la actuación de Izal, que aunque no ha contado con demasiado público por el calor y la hora temprana, han hecho gala sobre las tablas de la calidad de este proyecto musical autogestionado.

Tras ellos, Delafé y las Flores Azules han cambiado el ritmo con Helena Miquel y con un Oscar D'Aniello que se ha autodefinido como una “especie de rapero indie”.

Ha hecho falta que Lori Meyers haya saltado al escenario para que los “sounders” acudieran al recinto para degustar los nuevos temas de “Impronta” y los grandes himnos de la banda, ya una habitual en el Arenal Sound.

La sorpresa la han dado cuando la cantante Anni B Sweet, que el año pasado actuó en el festival, ha saltado al escenario para interpretar junto a la banda “El tiempo pasará”.

Uno de los mejores momentos musicales de la noche ha sido para Fuel Fandango. Nita, vestida con lentejuelas, un pantalón cortísimo y unos tacones de vértigo se ha metido al público en el bolsillo desde el primer minuto.

La poca participación femenina de la noche en las tablas la ha sabido compensar ella sola, con su arte, sus ganas, su energía infatigable y su sensual, flamenca y electrónica forma de entender la música.

Sobre el escenario han sonado los temas de su primer larga duración, que ofrece no solo flamenco y electrónica, sino también rock o funk.

Los temas de “Trece Lunas” han sido una frenética sucesión de “hits” bailables que han puesto la piel de gallina con la garra y la voz de Nita, que lo mismo maneja el abanico, baila flamenco o toca la percusión.

La banda de rock alternativo procedente de Londres, The White Lies, ha contado con la mala suerte solapar su horario con La Pegatina, que ha provocado una auténtica marea humana desde la zona de los escenarios principales y el exterior del recinto al Beach Club, el cual se ha quedado tan corto de espacio, que la organización ha tenido que cortar el acceso para que no se desplazara hasta allí más gente.

Sin duda, su marcha y su ritmo desenfadado es lo que necesita el público joven del Arenal Sound. El desenfreno de sus canciones ha podido esta noche con el pop elegante de White Lies.

Poco después el líder de Editors, Tom Smith ha saltado al escenario con una abrigo de paño y semblante serio.

Liberado del abrigo y un poco más suelto, ha desgranado los temas de su último trabajo junto a los dos nuevos miembros que han sustituido al guitarrista Chris Urbanowic, el cual, según ha asegurado Smith a EFE, estaba haciendo “imposible” la grabación de su último trabajo “The Weith of Your Love”.

La noche todavía dará para mucho más, empezando por el esperadísimo Steve Aoki, la electrónica tomará los escenarios con Alphabeat, Squarelectric o la interesantísima propuesta del dúo de DJ's barcelonés Buffetlibre, que han colaborado en su último trabajo, “Songs for Elaine” con nombres tan prestigiosos como Micah P. Hinson o We Have Band.

Con un recinto mejor acondicionado y ampliado, el Arenal recibirá durante sus cuatro días de conciertos a 280.000 personas, en su mayoría jóvenes españoles con ganas de casi cualquier tipo de marcha.

Rosabel Tavera