Compartir

Un joven inmigrante de 29 años de edad falleció en la mañana de ayer mientras se encontraba a bordo de una patera en la que viajaban otros siete inmigrantes más y que fue interceptada en las proximidades de Tánger (Marruecos).