Compartir

Un tribunal de Nueva York ha ratificado el veto a la polémica prohibición de los refrescos gigantes impulsada por el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, con la que buscaba ampliar su lucha para combatir la obesidad entre sus conciudadanos. La ley, la primera de estas características en Estados Unidos, pretendía prohibir las bebidas con altos niveles de azúcar y de más de 0,464 litros en los c…