Compartir

«Barrio de Santa María, templo de flamenquitos, donde palacios barrocos hoy son casas de vecinos». El cante por tangos de la cantaora Carmen Olmedo bien resume la friolera de cuatro siglos en la cuna gaditana del flamenco. Más de 400 años de historia derramada por sus calles empinadas, de idas y vueltas con Ultramar. Siglos de esplendores perdidos, de vidas anónimas cargadas de tanta lucha como de…