Compartir

La reina Isabel II recorrió las galerías en 1858 y una masiva filtración de agua de mar obligó a clausurar la explotación carbonífera en 1915 La Real Compañía de Minas se hizo cargo de la explotación en 1833