Compartir

Guillermo Fernández Vara y Miguel Ángel Morales, secretario regional y provincial respectivamente, estuvieron ayer en Plasencia para crear la Agrupación Socialista. Y lo hicieron a pesar de las críticas del sector que lidera la diputada Mireia Conejero y las quejas voceadas por no pocos exmilitantes a los que no dejaron entrar en la asamblea celebrada en el Aula Verdugo.