Compartir

El Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres ha condenado a un empresario a pagar 161.000 euros de indemnización a un trabajador que cayó desde siete metros de altura, que tuvo como consecuencia numerosas fracturas, y al que no proporcionó ninguna medida de seguridad.