Compartir

La discoteca de verano Riviera ha cerrado sus puertas por una larga temporada. Los gestores de este local de ocio han sido desahuciados por no pagar el alquiler ni la luz. Los funcionarios del juzgado, apoyados por dos patrullas de la Policía Local, procedieron al lanzamiento del local ayer.