Compartir

El incendio que se desató en el municipio de Andraitx había arrasado ya ayer 1.800 hectáreas de un paraje natural de la sierra de Tramuntana de un gran valor ecológico, y obligó a evacuar a más de 700 de vecinos de la localidad de Estellencs. Una veintena de aviones y helicópteros y 300 personas luchaban ayer contra el fuego.