Compartir

La Guardia Civil de Navia comprobó que nunca abonaron los 2.000 kilos de producto adquiridos a nombre de una empresa inexistente